Todos los tratamientos presentan un impacto medioambiental reducido y se llevan a cabo en el respeto de lo dispuesto por las leyes europeas y del resto de los países del mundo. Las clases de tintas usadas van de los pigmentos para algodón a los ácidos para seda y poliamida, y de los dispersos para poliéster a los reactivos para algodón: de todas maneras, son artículos de producción CEE que garantizan calidad y respeto del medio ambiente. En los últimos tiempos hemos iniciado una colaboración con el organismo Friuli Innovación y con la Universidad de Udine para la realización de un importante proyecto sobre el tema de la depuración y, más precisamente, sobre instalaciones especiales de fitodepuración. Esto demuestra nuestra atenta participación para conseguir un menor impacto medioambiental y los esfuerzos dedicados a la investigación, aplicable a nuevas soluciones para el respecto ecológico. Todo esto representará una ventaja para nuestro gran aliado: el medio ambiente.